Psicología Clínica y ForenseColegiada nº P-1091
Psicología Forense

¿Qué es la psicología Jurídica o Forense?

 

Es la intersección entre dos ciencias: la psicología y el derecho. La psicología no puede juzgar, demandar o defender y el derecho no puede dar explicaciones a las motivaciones de la conducta. Por tanto, su objetivo es dotar al proceso judicial de unos principios, unas técnicas y unos instrumentos psicológicos que permitan una valoración más objetiva de la conducta humana y ayude al Juez a dictar sentencias más acordes con las demandas de los imputados. El trabajo del Psicólogo como experto asesor en los procesos legales, es un trabajo diagnóstico en el que emite su juicio profesional acerca del estado mental de las personas implicadas, de alguna manera, en el proceso legal pertinente. El informe pericial, elaborado por el Psicólogo Forense, constituye un documento escrito en el que el Perito expone sus consideraciones y conclusiones sobre los hechos que han sido objeto de la pericia. En algunos casos, el Perito deberá ratificarse verbalmente en presencia judicial y someterse a las preguntas aclaratorias de las partes, según lo establecen los Art. 346 y 347 del Código Civil.

 

¿En qué campos actúa la Psicología Jurídica o Forense?

 

1) Derecho Civil, Derecho de familia: Patria Potestad, Atribución de Guardia y Custodia, adopciones, causas de divorcio.

  • Tutela e incapacitación de adultos: se evalúa la capacidad del individuo para tomar decisiones responsables acerca de sí mismo y de sus pertenencias.
  • Baremación de secuelas psíquicas tras accidentes de tráfico.
  • Identidad de Género: cambio de nombre y sexo.

2) Derecho Laboral. Valoración de secuelas psíquicas de accidentes de trabajo. Incapacitaciones laborales. Acoso sexual. Acoso moral en el trabajo (Mobbing)

 

3) Derecho Penal. Su aplicación gira en torno al delincuente, el origen del delito y la consecuente imputabilidad. Se evalúa el estado mental del sujeto y se pone en relación la enfermedad mental con el delito, haciendo especial hincapié en si sabe lo qué hace y si quiere hacerlo. ¿Eran plenas sus capacidades de querer, entender y obrar?

  • Evaluación de la víctima, su estado y posibles secuelas.